Persuadir no es en ningún caso manipular

Persuading someone is never about manipulating them

Persuading someone never implie

s manipulating them. No, sir! Persuading someone is successfully convincing them about something. So how do we do it? With well-reasoned arguments! That and a lot of tact.

You spend your life communicating

. At times, you do it with a very clear purpose in mind. That’s known as your objective. At other times, you communicate simply because it’s a natural process. In the world of professional relations, you communicate with a colleague at work, a university professor, a potential client, a recruiter, etc. You have to pay special attention to how you communicate and improve your ability to persuade the other. The aim? For them to hire you over someone else; for the professor to review your exam score; for your colleague to take on more work etcetera, etcetera! Objectives vary. However, communicating well and persuading others are a very specific process.

Universities like ESADE teach the

ir students to persuade others, but not like trying to sell a mobile phone, for example. No way! ESADE teaches its students to persuade others through the gift of gab.

Remember: you can persuade others not only with what you say but how you say it. Non-verbal communication is as important if not more than our words. There are a thousand and one ways to counter another person’s arguments. One of these, one that never fails, is nodding.

While we’re listening to the other, our body language is also speaking. Nodding can be a very persuasive tool. It normally means that you agree with what the other’s saying or, simply, that you’re listening.

Our body language tends to reflect our inner feelings and thoughts. So, if we agree with something, our heads will almost automatically nod as a sign of approval.

In addition, nodding can also be “

contagious”. People often repeat the other person’s gestures (the mirror effect). Thus, if we generally nod, the other person might also begin nodding, even if they disagree with what we’re saying.

As you can see, there are a lot of little strategies which perfectly complement our arguments and can turn us into highly successful speakers.

Any time is a good time to practice, and practice accumulates! The better you are at persuading others, the more subtle you become over time and the more effective in achieving your objectives. In a world full of messages, you have to learn to stand out. And, you know what? ESADE will help you!

———————————————————————————————————-

Persuadir no es en ningún caso manipular

Persuadir no es en ningún caso manipular. ¡No señor! Persuadir es lograr convencer al otro. ¿Y ello cómo se consigue? ¡Con argumentos! Con argumentos y con mucha mano izquierda.

Te pasas la vida comunicándote. En ocasiones lo haces con una intención muy clara; y entonces eso recibe el nombre de objetivo. Y el resto de veces en los que te comunicas, lo haces porque es un proceso natural. En el marco de las relaciones profesionales: durante una charla con un compañero de trabajo, un profesor de la universidad, un posible cliente, un selector laboral… Debes prestarle especial atención a tu comunicación e incrementar tu capacidad de persuadir al interlocutor. ¿Objetivo? Que te seleccionen a ti y no al otro, que el profesor revise tu examen, que tu compañero asuma más parte de trabajo… ¡Qué sé yo! Los objetivos son muy variados. Sin embargo, comunicarse bien y persuadir es un procedimiento muy concreto.

En universidades como ESADE se enseña a los alumnos a persuadir. Pero no a persuadir como lo haría alguien que quiere venderte un teléfono móvil de una compañía u otra, ¡no! En ESADE se les enseña a los alumnos a persuadir a los demás con el don de la palabra.

Recuerda que no sólo puedes persuadir con lo que dices, también puedes hacerlo con cómo lo dices. El lenguaje no verbal es tanto o más importante que el verbal. Tienes mil y un trucos con los que desmontar al que te está escuchando. Uno de ellos, que nunca falla, es el de asentir.

Mientras escuchamos, nuestro lenguaje corporal también habla. Asentir con la cabeza puede resultar una herramienta de persuasión puesto que, normalmente, es considerada como una señal de que se está de acuerdo con lo que se dice; si más no, que se está atendiendo a la información que se nos está proporcionando.

El lenguaje corporal suele ser el reflejo de los sentimientos/pensamientos internos. Por lo que si nos sentimos de acuerdo con algo nuestra cabeza se moverá asintiendo de manera casi automática.

Además, puede resultar un movimiento “contagioso”. Las personas, muy frecuentemente, repetimos los gestos del interlocutor con el que conversamos (por el efecto espejo); por lo que si asentimos, habitualmente, la otra persona podría asentir también aunque no necesariamente esté de acuerdo con lo que se dice.

Como ves, existen todo un conjunto de pequeñas estrategias que son un complemento perfecto a nuestro discurso y que pueden hacer de nosotros un orador con mucha tirada.

Siempre es buen momento para practicar, ¡y, además, es acumulativo! Cuanto mejor persuades, más fino te vuelves con el tiempo y más eficaz en tu cometido. En un mundo lleno de mensajes tú debes aprender a marcar la diferencia. ¿Y sabes qué? ¡Que ESADE te va a echar una mano!

Related posts:

About Bea Yague

Administradora del Blog ESADE Studentlife
Comunicación, Skills |

Leave a comment

Email will not be published

*

*

*

You can use these tags and attributes HTMl: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

*